jueves, 21 de noviembre de 2013

Acho 2013 "CORRIDA DE EXPECTACIÓN CORRIDA DE FRUSTACIÓN"

TARDE DE PROTESTAS CONTRA EL EMPRESARIO 

"CORRIDA DE EXPECTACIÓN CORRIDA DE FRUSTACIÓN"
Carlos Bazán Zender

Hace un año Perera, que hizo una faena de Escapulario malograda con el acero y Talavante que estuvo opaco alternaron con el “El Fandi”. Este año lo hacían con Antonio Ferrera, tres figuras del toreo y los tres extremeños (aunque Ferrera nació en las Islas Baleares se crió en Badajoz), los tres de gran temporada española e iniciando su ciclo americano Ferrera salió con Fandiño a hombros hace dos días en la primera de Feria del Socorro en Valencia (Venezuela) y Talavante llegó a Lima tras abrir puerta grande mejicana. En el cartel pues se presagiaba una gran tarde. Tres cuartos de plaza llenos de aficionados buenos, optimistas, y bulliciosos ávidos por ver faenas grandes. Los toros colombianos de San Sebastián de Las Palmas encaste Jandilla - Domecq despertaban esperanzas porque el año pasado el toro "Dudoso", herrado con el número 750, con 502 kilos lidiado la tarde de la última corrida por Daniel Luque, obtuvo el Escapulario de Plata como el mejor toro de la Feria, sin embargo sus hermanos que hoy desfilaron por Acho fueron un encierro mal presentado, de chotos, algunos brochos, descastados, mansos, faltos de fondo, sin entrega, sin clase, sin recorrido, que fueron todos protestados de salida y pitados en el arrastre. ¿Le torean los toros al ganadero en la ganadería? La afición protestó contra el Empresario a los gritos de “VILLAFUERTE ESTAFADOR, VILLAFUERTE ESTAFADOR”…
La fiesta en momentos difíciles requería un triunfo auténtico para enaltecer su prestigio y rescatar afición. Todo quedó en ilusiones.
Un Ferrera fatigado
Ferrera que sufrió un fuerte gañafón en la faena de muleta de su primero entró a la Enfermería y no salió hasta la lidia de su segundo enemigo al que lidió despojándose de la chaquetilla muestra de no encontrarse en sus mejores condiciones físicas. El parte médico indicaba “taquicardia por agotamiento físico” tras su larga temporada española y los vuelos que en los últimos tres días lo han llevado a diferentes localidades americanas en las que estuvo programado con muy poco descanso y recuperación. Así era imposible esperar desplegara sus mejores esfuerzos, en esa línea de seguridad y firmeza que muestra Ferrera en plena madurez como matador de toros. No pareció éste Ferrera el último en cortar un rabo en muchos años en Pamplona o el que se fajó en Sevilla con los cuadris o el que paseó un triunfo en Las Ventas. Sólo dejó para el recuerdo, fijando al toro con la voz, las ocho verónicas de recibo a su primero con los pies clavados en la arena y sus dos medias verónicas una por cada pitón. Desarrollaron sentido sus dos enemigos en la muleta, aseverando un vecino mío en el Tendido “mala mezcla la de un toro con sentido y un torero sin sentido”…
Perera voluntad y valor
El segundo de la tarde es pitado de salida por su pobre presencia y brocha cuerna aplacando los gritos Perera con una serie de apretadas verónicas y delantales a mano baja que arrancan olés, elegantemente lo lleva al caballo y sólo permite un picotazo en buen sitio. Hermosos quites por tafalleras y un remate soltando una mano que es una pintura. Brinda al público entre pifias por la insignificancia del bicho y lo recibe con los pies clavados en la arena con derechazos mandones, tersos, ligados y templados rematando con un cambio de mano torerísimo y uno de pecho. Metido entre los pitones es prendido cayendo en mala forma mostrándose sentido. Termina con un pinchazo y una estocada caída. Hay pitos en el arrastre y palmas tibias para el matador que pasa a la enfermería durante la lidia del cuarto toro. Sale de la Enfermería Perera con el diagnóstico de “Contusión lumbar” y en el quinto, con el sexto, los más grandes del encierro, Miguel Ángel acalla las protestas al empresario con sus apretadas y torerísimas verónicas y un remate primoroso a una mano. Nada más cierto que los brazos del picador los mueve el matador. A Perera le gusta dejar enteros sus toros así que tanto Ignacio Rodríguez como César Caro sólo dieron picotazos en sus dos enemigos. Magnífico el tercio de banderillas, José Antonio Gutiérrez en la brega, Andy Guerrero y Dennis Castillo en banderillas obligado por segunda tarde a desmonterarse. Faena bullidora y valiente entre los pitones a un toro rajado que busca las tablas.
Torero sin toro
El tercero de la tarde castaño oscuro es una cucaracha con cuernos que el juez ante la protesta del público ordena su cambio. ¿Si le dio pase lo cambió cediendo a la presión de la afición? El tercero bis es algo más toro, astillado del pitón izquierdo y huidizo. Por las protestas pasan desapercibidas tres verónicas hermosísimas. Un lujo ver en Acho bregando y banderilleando a Juan José Trujillo. Se escucha un grito de Sol “VILLAFUERTE HASTA CUANDO NOS VA ESTAFAR CON EL GANADO”. Matones de la Empresa la emprenden contra el gritón al que defienden sus vecinos de asiento. Sale suelto en la muleta de los torerísimos pases de recibo de Talavante pegado a tablas, el toro se convierte en prófugo al que hay que perseguir por toda la plaza. Talavante acaba con el manso con una estocada y un descabello. En el que cerró la corrida Talavante mostró destellos de su valor y torería con pases aislados que le permitió el difícil ejemplar.
¡Hubo toreros faltaron toros!

Carlos Bazán Zender