sábado, 29 de marzo de 2014

La bravura y el tercio de varas




El tercio de varas también se torea de inicio a fin, y como tal, tiene una moralidad que debe preservarse. Porque es un fundamento de la tauromaquia, al basar todo en el pilar ineludible de la bravura verificada del toro, y en el esfuerzo del hombre por honrar con su labor esa bravura. El toro ha de acudir con alegría, al galope y ciegamente, y debe meter la cara abajo en el encuentro, además de forzar la embestida con sus cuartos traseros, lo que se denomina 'meter riñones'.
El público debe exigir tercios de varas dignos en las plazas. Ha de pedir que se ponga al toro en suerte, pues hoy se le hace aterrizar en la cabalgadura. Luego, guardar silencio y ver torear al picador. Se deben censurar las puyas caídas o traseras, pues afectan la movilidad del toro. Se deber aplaudir la buena vara, la carioca justa, y el picador que no bombea, barrena o hace el tinterillo, cosas repugnantes que también deben ser pitadas. Se debe pedir mínimo 2 varas y máximo 3, siendo incluso la 4a o la 5a vara con el regatón, o parte contraria de la pica, donde solo hay madera.

Hay cierto sentimiento, cierta aceptación de la culpa, entre quienes admiten plausiblemente las tesis de abandonar el tercio de varas: un espíritu antitaurino que reconoce la tristeza del acto, y no su gloria.

Lo que hace el toro al embestir es cuestionar al hombre: poner en una radical duda su vida, su condición de superioridad. Hacer temblar todos sus huesos y obligarlo a ser heroico o morir. Quien esté fuera de estas dos dimensiones (heroísmo o muerte), no es un torero

Solo es por un acto de alevosa ignorancia, que se desee que todos los toros, a lo largo de sus castas, encastes y sobre todo conformaciones fenotípicas, tengan que embestir igual.

la corrida incruenta, que más allá de significar la ausencia de sangre, en realidad significará la ausencia de muerte en el ruedo. La bestia y el dios, confusos en la estampa de un toro, ya no serán objeto de culto, sino de lástima, perdón, dolor, cinismo y misericordia.

Si el torero no puede matar, el toro tampoco puede matar. De este cálculo de la barbarie se extrae que el torero ya no es un héroe, ni el toro una bestia-dios. Ambos son tristes animales.

El ataque a los principios del tercio de varas y la diversidad de encastes, debe entenderse como una defraudación incondicional de los valores de la tauromaquia. El incruentismo y el monoencaste son atentados contra la Fiesta, ergo, son antitaurinos. Hay que tener el coraje para reconocer esta nociva y vergonzante infección, pero mucho más para denunciarla como tal. Sin toro, nada.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Carteles de la Feria de Sevilla!


Jueves 1 de mayo.
 Antonio Nazaré, Juan del Álamo y Diego Silveti. Toros de Montalvo.
Viernes 2 de mayo.
 Javier Castaño, Paco Ureña y Esaú Fernández. Toros de Fuente Ymbro.
Sábado 3 de mayo. 
 Enrique Ponce, El Cid y Javier Jiménez (alternativa). Toros de Juan Pedro Domecq - Parladé.
Domingo 4 de mayo.
 Andy Cartagena, Diego Ventura y Andrés Romero (alternativa). Toros de Fermín Bohórquez.
Lunes 5 de mayo. 
 Sebastián Castella, Manuel Escribano e Iván Fandiño. Toros de Jandilla-Vegahermosa.
Martes 6 de mayo. 
 Joselito Adame, Antonio Nazaré y David Galván. Toros de Daniel Ruiz.
Miércoles 7 de mayo. 
 El Cid, Daniel Luque y Arturo Saldívar. Toros de Garcigrande-Domingo Hernández.
Jueves 8 de mayo. 
 Miguel Abellán, Manuel Escribano y David Mora. Toros de El Pilar - Moisés Fraile.
Viernes 9 de mayo. 
 Enrique Ponce, Sebastián Castella y Joselito Adame. Toros de Victoriano del Río - Toros de Cortés.
Sábado 10 de mayo. 
 Manuel Díaz ‘El Cordobés’, Juan José Padilla y El Fandi. Toros de Torrestrella

[08:39:06 a.m.] Baldomero  Cáceres Vegas: Carteles de Sevilla!!!!