martes, 27 de noviembre de 2012

El Juli, Saldivar y Silveti salieron por la puerta grande





JULIÁN LÓPEZ, "EL JULI"

El madrileño al primero de su lote, de nombre "Huizache", lo lanceó de manera estupenda, desmayando los brazos, a pies juntos. En el tercio de varas, breve y buen puyazo del ibérico Diego Ortiz, para dar paso a un vistoso y ajustado quite de Julián por chicuelinas. Con la muleta, previo brindis a don Gabriel Alarcón, comenzó doblándose con suavidad y lances vaciando por alto para después largar derechazos templados y yendo a más. Por el izquierdo ejecutó brillantes y largos naturales, recreándose en cada uno de los muletazos. Y por ahí siguió, haciendo el toreo lleno de calidad y clase, intercalando plásticos molinetes con la mano siniestra. Vino luego un trincherazo que engarzó tersos derechazos y realizar su tauromaquia circular. Más adornos de indiscutible arte y en un palmo de terreno. Terminó de pinchazo y estocada, siéndole otorgadas las orejas entre gritos de ¡torero! y al toro dársele el arrastre lento a sus despojos.

En su segundo empezó con una larga cambiada de rodillas cerrado en tablas y ya de pie bregar con atingencia. Su trasteo con la franela, brindado a sus alternantes Saldívar y Silveti, tuvo mucho mérito pues el toro no fue fácil. Lo logró desengañar y a base de talento torero le ha cuajado series largas y templadas por ambos lados, pero por el derecho le aguantó de verdad, metiéndose en la cuna de los pitones. Más toreo poderoso y mandón por el lado derecho previo lasernista para hacerse ovacionar. Una vez más por el izquierdo, acortó igualmente la distancia para ligar lentos naturales y hacer lo mismo con la diestra hasta en un palmo de terreno, sin enmendarlo, tejer muletazos de adorno y enorme torerismo. Acabó de estocada con más gritos de ¡torero! pero no fue suficiente, teniendo que tirar dos golpes de descabello para hacerse ovacionar.

Monumental Plaza México. Sexta corrida de la Temporada Grande
Toros de Los Encinos, bien presentados, siendo buenos el primero y el tercero, y un novillo De Santiago, para rejones, muy bueno. La rejoneadora Mónica Serrano: División de opiniones.
Julián López, "El Juli": Dos orejas y ovación.
Arturo Saldívar: Dos orejas y un aviso.
Diego Silveti: Dos orejas tras un aviso y palmas.
Los tres espadas salieron en hombros por la Puerta Grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario